La llamada del silencio

Una llamada rompió el silencio

como el crujir de un hielo

las miradas se interrumpieron

desviándose hacia los infiernos

Se disfrazó al dolor

con un cordial lenguaje

dando de lado al humor

con sorbos profundos al brebaje

Encharcándose los ojos

de la savia del dolor

faciales terremotos

por decir adiós al amor

Quítate los zapatos esta vez 

no dejes huellas para volver

olvida esta tierra

donde tantas flores viste crecer

No busques refugio en otros valles

pues es labor del tiempo y no del hambre

Relaja el ceño y sonríe

que no todas las plantas son perennes

mira el cielo y descubre

como fluyen las estrellas y las nubes

Que la vida no son más que cuatro letras

que se escriben una tras la otra

con la caligrafía de la experiencia

formando nuestra existencia.

Simón Vidal Ferrandis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: