El susurro de las pupilas

Fue aquella esquina

la que recogió el milagro

de dos siluetas perdidas

en un barrizal de espasmos

Alzándose desde el asfalto

hacia el cielo más próximo

inspirados en el letargo

de retar al realismo

Creyeron en lo efímero

como el humo evaporado

sangraron el alivio

a golpes de balazos

Notaron el suspiro 

de lo trágico

caminando por el pasillo

de lo mágico

Esas dos leves criaturas

que se arrancaron las pupilas

cicatrizando las ataduras

de envenenarse sin vacuna.

Simón Vidal Ferrandis

Anuncios

2 responses to “El susurro de las pupilas

  • jose

    no se, no lo entiendo, estoy obtuso….instrucciones porfa

  • elinstanteeterno

    Dos personas que buscan disfrutar de lo que no entienden de la misma manera, se envenenan conscientemente y disfrutan haciéndolo. diciéndose las verdades a la cara, empatizando con las pupilas, observándose. Cicatrizan cuando entienden al otro y se envenenan porque siguen tentando a la suerte, sabiendo que el dolor es inevitable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: