Manta de cartón

Tirado en la acera

con una manta de cartón

esquivando a la mentira

cubriendo a su corazón

Entre orines y desechos

se mueve con pasión

sin caminar derecho

mirando al suelo por temor

Hace tiempo que las penas le son dulces

y las heridas un regalo

le recuerdan que aun vive

y que aun puede lograrlo

Lúcidas ideas

de un guerrero del amor

asumiendo su avaricia

y descubriendo su error

Hace tiempo que sus dientes

duermen siempre a la intemperie

que ya no recuerda a ese rebelde

que no valora lo que le envuelve

Y desde su solitario rincón

en esta lúgubre ciudad

observa con pasión

a las personas caminar

Aprendiendo de sus pasos

y algo más de sus tropiezos

tal vez algo de sus llantos

y como no de sus fracasos

Y es que en esto de aprender

la cuestión es vivir

equivocándose cada vez

para después poder reír.

Simón Vidal Ferrandis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: