El fuego es oro

Cuando la tristeza llega al olfato

y las fosas nasales ennegrecen

todo queda sentenciado

bajo nubes negras que enmudecen

Con llamas ardientes y vivas

provocadas por fríos corazones muertos

tan solo una “x” es sus listas

y millones de vidas al descubierto

Con animales desolados

que buscan refugio entre cenizas

son seres vivos arrastrados

a sus llantos de savia y resina

En estos grises desiertos

la verdad no es bienvenida

se especula con sentimientos

convirtiendo en oro la tierra prometida

Y no existe rabia, dolor ni odio

como el del ser vivo despojado

ni grito, clamor o alarido

como el del pueblo desterrado

¡Ya no danzarán cabellos al viento!

ni los troncos se erguirán desde el suelo

es tiempo del cemento

que destruye destruyendo.

Simón Vidal Ferrandis


2 responses to “El fuego es oro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: