Archivo de la etiqueta: camino

A la vida

Arrástrame al vergel donde supuran los sueños

elévame sobre el valle de las infectadas amapolas

rebózame, con la fértil tierra de los llantos

y haz que destruya este jardín de flores perezosas

Ayúdame, a escalar las grandes dunas de la angustia 

y a superar las lluvias torrenciales de la desesperación,

cubre las grietas de mi alma malherida

y haz que se alce sobre la más dolorosa sin razón

Enséñame a escuchar el silencio más solemne

y a caminar en la oscuridad más absoluta,

déjame sentir como la rabia se retuerce

y como el miedo, carcome lentamente mi columna

Permíteme forjar mi serenidad

con la aleación más pura de la constancia,

y poder sentir la más sobria soledad

empapándome en los charcos de la nostalgia

Porque tú eres el cincel 

y yo quien esculpe mi destino,

quien soy y quién seré

depende tan sólo, de cómo pise las piedras del camino.


A base de grapas, ramas y escamas

He fundido las grapas

de antiguas cicatrices

con ello me he hecho dos espadas

y un escudo para los despistes

He podado las ramas

que no me dejaban ver

y con esa madera maltratada

me he hecho un lápiz y un papel

He lijado mis escamas

y barnizado mi piel

me he arrastrado con las ratas

de lo más profundo de mi ser

He bailado con lobos

desnudo sobre el parqué

la danza de los necios

que se niegan a enloquecer

Ahora soy un guerrero

un caminante sin carné

un humilde viajero

de esta carretera sin arcén

Y deambularé por los suelos

buscando pistas de por qué

nos morimos por un beso

si sangramos por doquier.

Simón Vidal Ferrandis


Amigo

Nuestros cuerpos se encontraron

antes que nuestras mentes

y poco a poco nos alzamos

dibujando hazañas inolvidables

Plantamos juntos aquel árbol

en terrenos áridos y escarpados

y un tronco fuerte como el mármol

se alzó para arroparnos

Navegamos por aceras

en la más ebria lucidez

tu de dentro, yo de fuera

pero siempre juntos al amanecer

Contigo el tiempo se evapora

y la ceniza es reflexión

el asfalto se convierte en alfombra

y en lumbre nuestra conversación

Quiero seguir dudando contigo

y cuestionar nuestra existencia

porque se que a tu lado es vencido

todo rastro de dolor y angustia

Porque somos puntos suspensivos

y nubes en movimiento

somos diferentes estilos

en un mismo firmamento

Caminemos amigo, caminemos

que yo te sujeto el corazón

dame la mano y divaguemos

apretando los puños con valor

Simón Vidal Ferrandis


Manta de cartón

Tirado en la acera

con una manta de cartón

esquivando a la mentira

cubriendo a su corazón

Entre orines y desechos

se mueve con pasión

sin caminar derecho

mirando al suelo por temor

Hace tiempo que las penas le son dulces

y las heridas un regalo

le recuerdan que aun vive

y que aun puede lograrlo

Lúcidas ideas

de un guerrero del amor

asumiendo su avaricia

y descubriendo su error

Hace tiempo que sus dientes

duermen siempre a la intemperie

que ya no recuerda a ese rebelde

que no valora lo que le envuelve

Y desde su solitario rincón

en esta lúgubre ciudad

observa con pasión

a las personas caminar

Aprendiendo de sus pasos

y algo más de sus tropiezos

tal vez algo de sus llantos

y como no de sus fracasos

Y es que en esto de aprender

la cuestión es vivir

equivocándose cada vez

para después poder reír.

Simón Vidal Ferrandis